«La grandeza reside en cada uno de nosotros”                               Will Smith

 

Y no se equivocaba, …

Somos inconscientes de nuestras capacidades y habilidades, “El poder que reside en nuestro interior

 Al permanecer dormidos con un estado de consciencia somnolienta y sólo enfocados en los aspectos externos o materiales, definiendo la realidad a través de los sentidos, olvidamos el reino que habita en cada uno de nosotros.

La mente es nuestro campo de batalla.

La vida no se trata de estar siempre en la cima, obtener logros y victorias, si no de experimentarla con sus altos y bajos, desventuras, ensayos de pruebas y error.

Aquellas pequeñas decisiones que tomamos a diario y carentes de sentido, también importan.

Suman los atardeceres, las reuniones en familia, los momentos reflexivos, lectura, aquellos ratitos delante televisor, incluso por qué no, cuando tomaste la decisión de llamar a tu ex después de tanto tiempo y resentimientos para interesarte como estaba.

Eso es, a medida que va pasando el tiempo, la suma de todos  los  momentos y recuerdos, experiencias, lo que van modelando, te hacen más fuerte, han convertido, en quien eres hoy.

Pero a veces irrumpimos en desordenes emocionales, por la necesidad de cumplir las expectativas, sueños, objetivos o por el simple hecho de salir de nuestra zona de confort. Cuando el mundo o contexto que habíamos creado a través de los ideales no sé cumplen o se rompen, nuestras exigencias de una vida perfecta, queda desprotegida.

Afecta, ¡claro que sí!

Erramos ¡claro que sí!

La cuestión es ¿Te permites errar?

 

EL PASADO

  • Echamos mano de los recuerdos para justificar esta verdad. Redimidos de cualquier acción actual.
  • Momentos de invalidez, fallidos, interponen los buenos con incandescencia, reiterativos.
  • Normalizar la resistencia. Como los habitantes de la Caverna de Platón, incapaces de vivir otra realidad a la que han conocido.
  • Viejos mitos y leyendas. Todo aquello que sirve para afincar aún más nuestra necesidad egoica de permanecer fieles a nuestra negatividad.

MENTE “Campo de Batalla”

  • Aquello que te quitó el sueño tantas veces y creíste que iba a suceder, miedos y temores. La mayoría de ellos nunca se cumplieron.
  • Víctima de tus repetitivos pensamientos. El 85% de los 60.000 pensamientos diarios son obsesivos.
  • El lugar donde reside tu mayor guerra o enfrentamiento no está en el exterior, los conflictos más despiadados y feroces, residen en tu mente.
  • Nos sentimos atacados. Cuando algo no sucede como queríamos o pensábamos, damos un giro a la interpretación, siempre a favor nuestro, lo entendemos como un ataque personal, el mundo está en contra.

 

ESTAR A LA ALTURA

  • Definimos ideales, estereotipos, que aunque no son de nuestra aprobación, emulamos “Ser quién no somos”, para obtener semejanza y aceptación.
  • El miedo al qué pensarán, impide cambiar de realidad.
  • Héroes sin fundamento. Detrás del conflicto, entre bambalinas existe el sufrimiento, aunque ser héroes no exhume del dolor, pero sí te caracteriza por tomar acción.
  • Quedar expuesto como no apto-a, crean conflictos internos.

 

“Todo lo que no me destruye me hace más fuerte”

Nietzsche

REALIDAD

  • El entorno, opiniones, influyen para dar el paso. Recuerda que no siempre son las más asertivas. Veces nos dejamos llevar por el rebaño, pero este, a la vez, esta ofuscado por un líder principal.
  • Tu día a día. Volar resulta difícil cuando se está rodeado de gansos, el rayo de luz se perturba entre las nubes que imposibilitan iluminar.
  • Realidad individual. La vida humana pierde identidad si no existe un sentido. Endereza, coraje, dignidad, espanta el abatimiento o el desánimo.

 

Es de humanos también equivocarse, sentirse confundido-as, experimentar desnudez, llantos, pero es mejor ante la indisposición de ser más o menos felices, antes de caer en un abismo o pozo, percibiendo como nos ahogamos, alzar la mano y pedir ayuda.

 

Antes que tú, otros han pasado por lo mismo y pueden ayudarte, créeme…

 

-No es debilidad.

-No es vulnerabilidad.

-No es dejar de ser tú.

-No es fracasar.

 

 

Necesitas recordar  …

Estos MOTIVOS por los que deberías PEDIR AYUDA

Como ya dijo Richard Branson en alguna ocasión, “Aprendes haciendo y cayendo, y es porque te caes que aprendes a no caer” o “Hay mucho que ganar si trabajamos con personas que se apoyan mutuamente para lograr grandes cosas”

 

 

  1. La experiencia es la mayor prueba de fe que existe para la sabiduría.
  2. No estás solo-a. Millones de personas como tú pasan circunstancias similares a la tuya, la manera en que lo han interiorizado y conceptuado, marcan la diferencia.
  3. Siempre hay un alma caritativa que pueda ayudarte, si no tienes los suficientes recursos a tu alcance.
  4. En los lugares más recóndito e inverosímiles, cuando menos lo esperas, aparece el maestro. Aprende a identificarlo.
  5. Tecnología al alcance. Esta era permite aumentar el número de probabilidades para obtener conocimiento y acceso a los profesionales.
  6. Invierte en ti, no te dejes para lo último. Lo último que hay que hacer es cerrar los ojos y permitir tu caída. Evalúa la situación, ¿qué experto necesitas?
  7. No puedes con todo. Los verdaderos súper héroes, los de la vida real y no en la ficción, también lo saben. Aprenden a delegar y a pedir ayuda.

Armonizamos a través de otras personas, individuos que han sufrido su evolución también.

Con el amor como fuente de partida.

Con la fe y la esperanza.

 

No te dejes para más tarde, siempre existe una salida laughing

Compartir en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido !!